Diario de un Blogger en un día corriente.

Martes, 23 de Marzo de 2017

05:25 am. suena el despertador…primero el móvil, una molesta y temprana melodía ascendente va elevándose poco a poco durante un par de minutos, pienso…-ahora la apago, un minuto más-, tinoninoninoni…-está bien, está bien, voy a apagarla ya, no importa, tengo el otro puesto, el de la radio-, lo anulo…

A los cinco minutos salta el radio-despertador con la emisora HIT fm… a estas horas de la mañana necesito algo mas que baladas para despertar con ánimo para ir al trabajo, suena un tema de actualidad, Chained to the Rhythm de Kate Perry, una melodía de motivación que me hace saltar de la cama…

IMG_8627

Me levanto y voy a la cocina, preparo una taza de café bien cargada, cojo una palmera de chocolate y me siento a desayunar mientras ojeo el móvil durante unos minutos; mi vista aún algo distorsionada vislumbra las últimas noticias de actualidad en Flipboard…Ángela Merkel felicita al gobierno de España por haber hecho bien los deberes, y arenga a los gobernantes a continuar con la política de recortes, -cuanto está durando esta crisis…-, pienso mientras apuro el último trago de mi café y engullo el último trozo de la palmera que me sabe a poco…

05:45 h. Me aseo a fondo, me visto, colonia, cepillo de dientes y espuma de afeitar…-¡Vamos, que llegas tarde!- me repito mientras monto en mi Clio de 75 cv y me dirijo al trabajo en un trayecto de treinta minutos con algún que otro percance en carretera sin mayor importancia…06:15 h.

06:45 h. He llegado, ficho y me pongo el uniforme. Comienza mi jornada…

15:00 h. El día ha pasado bien, con normalidad, tengo buenos compañeros y todos cumplimos como buenos currantes, marcho a casa con la satisfacción del trabajo bien hecho, termino, me cambio de ropa, ficho y me marcho.

Llego a las 15:40, luego de 30 minutos frenéticos de conducción hasta mi barrio, es la hora de salida y los trabajadores quieren llegar a sus hogares con la máxima prontitud. 

Una vez allí, me reciben mis dos hijos con besos y abrazos, beso a mi mujer, que ha estado trabajando en casa, ayudando en el colegio en los trabajos educativos, no hay puestos de empleo y de momento, vivimos con mi sueldo y la ayuda que ella cobra -Qué buena mujer es, lucha a diario para seguir adelante- pienso mientras estoy almorzando. Mi estómago ha estado murmurando maldiciones por el vacío que tenía, y ahora está lleno después de un buen plato de papas con carne deliciosas, y una lata de cerveza que el día anterior ella había comprado en una oferta en el super. Mi hijo me pide ese juego de la Play que lleva esperando hace tiempo, -Papi, el Sombras de Mordor- Si hijo, espera unos días y te lo compro vale,- mil euros y poco no es mucho para todo un mes, estamos a día 23 de marzo, quedan algunos días para cobrar, -que largo se me está haciendo el mes-, -quizás en las páginas de segunda mano lo encuentre a un precio razonable-,  medito..

16:00 h; me dejo caer en el sofá a descansar…mi mente se encuentra en un soporífero estado de relajación -este madrugón me deja hecho mierda- me digo. Me relajo en el sofá un rato con un documental de animales que escucho de fondo en modo off. Mientras, mi mujer lleva a los niños al parque para que jueguen…

Son las 17:00 h. después de una hora pensando en una idea para escribir en mi blog, me auto motivo y decido escribir sobre un personaje histórico, -este libro de la estantería tiene buenas referencias-,  me calzo las botas, cojo mis cosas y me voy al bar del centro, pido café con leche y me dispongo a escribir…18:00 h…

Después de un par de horas resumiendo, pillando fotos y editando detalles dejo mi entrada lista, -quizá esto guste hoy y me gane la atención de algunos followers-. Publico y cierro, son las ocho, -¡Oh! ¡Es tarde ya!- Recojo y me voy a casa a ver a la familia. Tengo ganas de ver a mis hijos, hablar con mi mujer y reírme o reñir un poco con ella…

Llego a casa, me doy una ducha. Relajado y limpio, gasto algunas bromas a los chicos y entre todos reímos y pasamos el último rato del día juntos…antes de eso, mi mujer los ha bañado, les ha ayudado con sus tareas y ha preparado una rica cena. 

21:15 h. Cenamos viendo la tele, el telediario solo habla de noticias tristes, problemas sociales, sucesos deprimentes. -Cambia de canal cariño, pon otra cosa mujer…-, -verdad, que tristeza- contesta ella…

Termino la crema de verduras, y unos macarrones con tomate, atún y huevo deliciosos que me dejan bien satisfecho…- Qué bueno estaba todo mi vida- le doy un abrazo y un beso a mi mujer y a los pequeños que se van a dormir ya. Recojo la mesa y la cocina, preparo las cosas para el día siguiente y entre pitos y flautas…-¡Arg! ¡Las once y media ya!- 

Me acuesto pensando en las preocupaciones diarias: mi trabajo, los recibos, mi formación, nuestro futuro…pensamientos me quitan el sueño hasta que consigo dormirme a eso de las doce…

05:30 h. de nuevo el despertador, ha pasado un día, vuelta al trabajo. Despierto y veo en mi móvil que un par de bloggers han dado clic a “Me gusta” en mi entrada del día anterior, tengo unas veinte visitas, algún que otro seguidor de Facebook y Twitter la han compartido…me motiva a seguir escribiendo…-algún día todo tendrá su recompensa-, me digo, -ya vendrán tiempos mejores, hay que seguir trabajando, por lo menos escribo y es algo que me gusta y me ayuda a olvidar-…

IMG_8626

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s