Biografía de Isabel I de Castilla.

Isabel I de Castilla

 

Isabel I de Trastámara nació 22 de Abril de 1451 en un lejano lugar de Castilla.
Su madre, Isabel de Portugal, vivía en Madrigal de las Altas Torres, en un palacio que hoy en día es un monasterio.

Dio a luz a su primer hijo y vástago Juan II de Castilla, siendo ella la segunda del Rey, puesto que ya este era padre de un primer heredero, Enrique. Enrique IV se convirtió en rey tres años más tarde.
El hecho de que Isabel naciera, no fue tenido muy en cuenta ya que al ser Enrique heredero y al ser este padre de otro hijo, continuaría la descendencia. Es por esto que Isabel no estaba destinada a reinar.

 

imagen-de-madrigal-de-las-altas-torres-2

Madrigal de las Altas Torres

 

Su hermano Alfonso nacería dos años después en Tordesillas.
El rey murió el 22 de julio de 1454; esto provocó que la reina sufriera de enajenación mental, por lo que se trasladaron al castillo de Arévalo con un reducido séquito y escasos bienes materiales para su carácter de realeza.
En 1462, nació Juana (La Beltraneja), hija de su hermanastro Enrique.
Apodada la Beltraneja por ser de dudosa atribución su paternidad. Isabel, que fue su madrina, se convertiría en enemiga tiempo después.

 

IMG_8973

Juana la Beltraneja.

 

 

Los enemigos de la corona quisieron destronar a Enrique, convirtiendo al hermano de Isabel en Rey en la famosa “Farsa de Ávila”.
Alfonso, hermano de Isabel, contaba con poco más de doce años. El 5 de Julio de 1468, moría en extrañas circunstancias.
Los nobles, al frustrarse el reinado de Alfonso, se fijaron en Isabel para el puesto a pesar de su renuncia para con el trono mientras su hermano viviera. Sin embargo, se convirtió en Princesa de Asturias en una conocida ceremonia (Los Toros de Guisando), el 18 de septiembre de 1468.

 

Villa_04853_Toros_De_Guisando

Toros de Guisando

 

A pesar de su victoria en Guisando, esta solo podía casarse con el consentimiento de su hermano, el Rey.
Isabel fue descartada como reina, no obstante, fue nombrada para establecer acuerdos importantes con otras casas a través de su matrimonio.
Isabel, quién contaba la amistad de Beatriz de Bobadilla, rechazó a varios pretendientes con nombres ilustres cómo Alfonso V de Portugal, Juan (su hijo), el Duque de Guyana, hermano de Luis XI de Francia, o el noble Pedro de Girón, quién era mayor que ella y que murió en desconocidas circunstancias.

El 5 de marzo de 1469, y en un proceso realizado en secreto y a espaldas del rey, Isabel se casó con su primo Fernando, hijo de Juan II de Aragón.
Tras varias maquinaciones para ocultarlo, contrajeron matrimonio el 19 de octubre de 1469 en Valladolid.

Esta unión supuso un lazo para toda la península de manos de su bisnieto Felipe II.
Isabel y Fernando fueron reconocidos por ser una pareja muy bien avenida, complementándose perfectamente en sus particulares reinados en Castilla y Aragón.
Este matrimonio fue desacreditado pot Enrique IV con la ayuda del Papa Sixto IV.
Volviendo a nombrar como heredera a su hija Juana, al casarse con el Rey portugués Alfonso V.

Enrique IV, conocido con el humillante apodo de “el Impotente”, moría el 11 de diciembre de 1474, por lo que Isabel se encaminó a la iglesia de San Miguel y se auto proclamó Reina de Castilla. Esto produjo la división del Reino entre los seguidores de Isabel y los de su enemiga Juana “la Beltraneja”.

 

 

IMG_8976

Enrique IV

 

 

Creó la Santa Hermandad para realizar una mejora de su reinado para con el pueblo y afianzar así su reinado.
A través de la bula “Si Convenit” del 19 de diciembre de 1946, el papa Alejandro VI les otorgó, a ella y a su marido el título de Reyes Católicos.
Instalándose a continuación en Castilla y Aragón la Santa Inquisición, siendo firmado el decreto contra los judíos para finalizar la conquista iniciada siete siglos antes con la toma de Granada.

Fue conocida por ayudar a Cristóbal Colón en su aventura de conquista oceánica.
Isabel, que perdió durante sus treinta años de reinado a todos sus hijos, cinco en total, al casarse con Manuel I el afortunado, dio a luz a un hijo de nombre Miguel, que se convirtiera en su consuelo para con su descendencia en el reino. Siendo destruido por su fallecimiento algo más tarde.

Su hijo Juan (1478-1498), se casó con Margarita de Austria. Al poco tiempo quedó viuda. Su embarazo trajo vanas esperanzas, ya que al sufrir un aborto, volvió a sumir a la reina en desesperación.
Su tercera hija, Juana (1479-1555), fue quién llevo el peso de la corona que no llegó a consumarse por su peculiar locura, siendo recluida en Tordesillas.

 

IMG_8974

Juana la Loca

 

 

Su última hija Catalina (1485-1536), quién emigró a Inglaterra, fue descartada, quedando viuda de Arturo de Gales.
Por último, su penúltima descendiente, María, casada con Manuel de Portugal, llegó a tener 10 hijos, entre los que se encontraba la emperatriz Isabel, esposa de Carlos V, el emperador.

 

Isabel I de Castilla fue recluida en Medina del Campo con la incertidumbre de un futuro poco halagüeño. Redactó su testamento esperando que su esposo se encargase la ardua tarea de su sucesión.
Murió el 26 de noviembre de 1504 y fue enterrada en la Capilla Real de Granada junto con varios de sus familiares.
Con esto se dio fin a uno de los capítulos más controvertidos de la historia de España.

 

Fuente: Wikipedia

 

Granada-Capilla_Real-7-Sepulcro_de_los_Reyes_Católicos_(Domenico_Fancelli)

Tumba de los Reyes Católicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s