Mitología egipcia – Dioses egipcios

 

Resultado de imagen de mitologia egipcia

mitologiavariadauda.wordpress.com/mitologia-egipcia/

INTRODUCCIÓN

 

“El ojo centelleante de Horus, luminoso como Ra, aparece en el horizonte, sus movimientos están llenos de armonía,  y el destruye el triple dominio de Set”. El conjunto de creencias egipcias escapa a una explosión orgánica y sistemática debido al fraccionamiento regional del país, a la larga historia de Egipto, con sus cambios de conceptos religiosos y latinos (a menudo falsificadores del verdadero fenómeno religioso) y fuentes indígenas,  como textos y monumentos figurados. El fraccionamiento geográfico dio lugar, desde la prehistoria, a toda una serie de divinidades locales, que a veces se modificaron debido a diferencias locales, debido a algún acontecimiento histórico: por ejemplo, el dios de una ciudad vencedora, o también “Quedar”, junto a aquél en posición subordinada. Algunos dioses tenía aspecto de animal, o aspecto humano con cabeza de animal, posiblemente más como signo de cualidad super humana que como recuerdo de un originario culto totémico. Muchos animales eran considerados seres divinos o encarnaciones divinas y, por lo tanto eran venerados, embalsamándolos y enterrándoles a su muerte; entre ellos recordaremos el buey Apis (en Menfis), el carnero (en Mende), y el halcón, el ibis, el cocodrilo, el gato, el hipopótamo, alguna variedad de serpientes, etc. Entre las divinidades locales más importantes hay que citar: en Elefantina, el dios Khnemu con cabeza de carnero; en Coptos, las diosas Sati y Anuki; en Edfú, una forma del dios Halcón Horus, en el Kab , la diosa/buitre Nekhbet; en Hierakómpolis , otra forma de Horus, y en Tebas, el dios guerrero Mont, suplantado luego por Amón y su esposa Mut. En Coptos se veneraba asimismo el dios Min y también en Akhmim; y en Déndera, la diosa Hathor,  a menudo representada en forma de becerra. Dioses con aspecto canino, protectores de los muertos, eran objeto de culto en Abidos, Cinópolis y Siut, con los nombres respectivamente, de Khenty Amentyu, Anubis y Waut. En Hermópolis se veneraba a Thot, dios de la sabiduría, representado unas veces como ibis y otras como cinocéfalo.

 

DIOSES EGIPCIOS.

 

AMÓN

 

Resultado de imagen de amón egipto

es.123rf.com/

 

El nombre se traduce como “lo que está escondido”, o lo que no se puede ver, estaba representado en varias formas, con la forma de un hombre sentado en un trono, con la cabeza de una rana y el cuerpo de un hombre, con la cabeza de serpiente, como un mono o como un león, pero la forma más común era la de un hombre con barba que llevaba en su cabeza dos plumas largas y rectas, viste una túnica de lino, pulseras y collar, y cuelga de su parte posterior una cola, denotando que era un dios de los tiempos primitivos, fue considerado al pasar de los tiempos y de las diversas fusiones con otros dioses “Rey de los dioses”.


ANUBIS:

 

Resultado de imagen de Anubis

http://thechestofdreams.blogspot.com.es

 

El Dios de la muerte,  titulado “Soberano de la Tierra Sagrada” (Necrópolis), tenía normalmente forma de cánido, aunque la especie (perro o chacal), no la precisaron los egipcios con exactitud. Fue dios tutelar de la ciudad de Cinópolis, en Egipto Central. Se le consideraba la divinidad más importante del Amenti o infierno, y el acusador de las almas que comparecían en el juicio final del mito osiriano, se le suele señalar como hermano de Osiris, o hijo adúltero de éste y Neftis, o hijo de Ser y Neftis, en la síntesis solar aparece como hijo de Ra. Al introducirse el culto de OsirisAnubis se convirtió en subordinado del nuevo soberano de los muertos, dirigía la operación de pesaje de los corazones en el “Juicio de los Muertos”.

 

BAST

 

 

Contrario a la feroz  Sekhmet, representaba el suave calor fertilizante del Sol. Al gato le gustaba calentarse con el Sol, y es probable que por está razón este animal sea el que represente a dicha diosa. Era la diosa de la parte oriental del delta, venerada en Bubastis, en Egipto Inferior. A pesar de que esté relacionada con el fuego y el Sol, parece que también tiene alguna relación con el disco lunar, ya que su hijo es Khonsu el dios de la Luna.

 

GHEB

 

264883abaecb0323856b257c570797a4--egypt-art-ancient-egypt-iloveimg-resized (1)

es.pinterest.com/lizamarie514/dioses-egipcios-egyptian-gods/?lp=true

 

Conocido como “el Príncipe de los Dioses”, dios de la tierra y esposo de su contraparte Nut, era representado con la piel verde y oscura , colores que representan la tierra del Nilo,  su vegetación y la vida. Es hijo de Shu y Tefnut; tuvo 4 hijos: Osiris, Isis, Set y Neftis.  Su lugar de culto fue Heliópolis,  donde con Nut produjo “El gran Huevo” del que se dice surgió el mundo. Su risa originaba los terremotos.

 

HAPI

 

 

Este dios estaba especialmente relacionado con el gran río del que Egipto recibía su sustento, por ello era un dios de gran relevancia en el panteón egipcio.  En algunos textos antiguos se representa al dios Hapi como un ser con una fuerza destructiva, sin duda simbolizando las inundaciones que tuvieron lugar con tanta frecuencia por el río Nilo. Hapi tiene poderes tanto masculinos como de mujer, este último haciendo referencia a sus poderes nutritivos. Como dios del Norte del Nilo está coronado con platas de papiro, y como dios de la zona Sur del Río Nilo con plantas de Loto.

 

HATHOR

 

 

Patrona de las mujeres, del amor y del placer, dama del cielo y dueña del mundo subterráneo. La forma original de venerar de Hathor era la vaca, luego se la representó como una mujer con cabeza de vaca y finalmente, con la cabeza humana, cara ancha, bondadosa, plácida y, claramente bovina, conservando en ocasiones las orejas o cuernos del animal que encarnaba. El nombre Hathor significa “Casa de Horus”, es decir, el cielo, donde moraba el Sol Horus, y no existe duda de que en un tiempo Hathor fuera considerada una diosa del cielo, o diosa del cielo oriental, donde nació Horus.

 

HORUS

 

 

En un principio, Horus, era considerado como un dios del cielo, su imagen era el halcón con las alas abiertas, el sol y la luna eran sus ojos. Gracias a esa visión dual del mundo egipcio, Horus tenía por rival a su hermano Set, luchando con él, Horus perdió un ojo, pero al final los dos dioses llegaron a un acuerdo sobre el dominio de Egipto,  cuando el culto de Osiris ganó en importancia. Horus se convirtió en el hijo de Osiris y en el sobrino de Set. Horus fue venerado en muchas formas, Horus el Anciano, era representado por un hombre con cabeza de halcón, y se creía que fuera hijo de Gheb y Nut,  es posible que el mismo Horus fuera considerado como la cara del cielo, la expresión de los cielos, y que como Horus el Anciano, representaba la cara del día en contraste con Set, que era la cara de la noche.

 

ISIS

 

 

Sabemos por la mitología que era hija de Gheb y Nut, esposa y hermana de Osiris, su nombre significa con probabilidad “Sasiento”, “trono” y se representaba de forma escrita por un símbolo idéntico al que ella llevaba sobre la cabeza. Isis era protectora de su hijo Horus, de la envidia y la maldad de Set, quien le enviaba serpientes, animales feroces y demás peligros. La gran humanidad de Isis, su amor conyugal y su afecto materno, unidos a su magia, hicieron de esta diosa un divinidad de las más amadas por el pueblo egipcio, tanto que su culto permaneció vivo aún de manera misteriosa en los templos griegos y romanos.

 

KHNEMU

 

 

Es quizá un dios del egipcio predinástico, era simbolizado por un carnero, que posiblemente entró por el Este, se le representaba como un hombre con cabeza de carnero con una corona blanca y en ocasiones con un disco. Su nombre se traduce como “Constructor” o “Estructurador” y fue quien representó el primer hombre sobre un trono de alfarero, que fabricó el primer huevo de donde se originó el Sol, moldeaba los cuerpos de los dioses y siguió construyéndolos y preservándolos.

 

KHONSU

 

 

Dios de la Luna adorado en la ciudad de Tebas, es hijo de Amón y Mut.  Se le representa como un hombre con barba y coleta en un lateral o en su representación celeste con cabeza de halcón con una luna en fase creciente sobre la cabeza que rodea el disco solar. De acuerdo co  algunos textos aparece como responsable de ayudar al rey en la caza y dar alimento a los dioses. Era conocido como “el Magnánimo” o “el Deambulador”, en su imagen celeste. En Menfis fue hijo de Solar.

MUT

 

 

Era esposa de Amón, y por ello considerada “la Madre del Mundo”, solía representarse por una mujer que porta unas coronas unificadas del Norte al Sur, con un cetro de papiro en sus manos, en algunas imágenes es dibujada con alas, y en otras se representa con cabezas de buitre en sus hombros. Al igual que su esposo, en ocasiones está adornada con variedad de atributos, humanos y animales, representado así a su naturaleza universal. Se la veneraba en Tebas, dónde se hallaba su templo un poco hacia el Sur de la capilla de Amón-Ra. Era llamada la “Dama del Cielo” y “Reina de los Dioses”. Su símbolo jeroglífico era un buitre y era llevado en las coronas de las reinas de Egipto cómo símbolo de su maternidad.

 

NEFTIS

 

 

La oposición femenina de Set fue Neftis, hija de Gheb y Nut, esposa y hermana de Set y madre de Anubis, aunque no se sabe si su padre fue Osiris o Set. A pesar de que Neftis guarda relación con Set, parece estar más relacionada con su hermana Isis, a quién ayudó a recoger los restos esparcidos de Osiris. Es representada en forma de mujer que lleva sobre la cabeza el signo de su nombre (la señora de su casa), una cesta y una casa, pero en algunos casos se dice que representa la corrupción.

NUT

 

 

Era hija de Shu y Tefnut, esposa de Gheb y madre de Osiris, Isis, Set y Neftis. Era la personificación del cielo y el panteón del cielo. Al ser madre de dioses, adoptaba diversas formas y disfraces, aunque su aspecto más común es el de una mujer apoyada en sus manos y sus pies, tomando la forma de un arco, lo que representa el cielo.

OSIRIS

 

 

Hijo de los dioses la tierra y el cielo, Gheb y Nut, Osiris se convirtió en el dios de la muerte y está imagen gozó de gran popularidad, hasta tal punto que sustituyó al propio Anubis en el desarrollo del ritual de pesar corazones y juzgar almas. Es representado con cabeza de toro y otras veces con cabeza de ave…sus atributos son el cetro y un látigo entre sus manos y una corona en su cabeza. En ocasiones el rito de Osiris se expandió de tal forma que incluso en algunas regiones se le consideró un dios agrario y patrono de labradores de la tierra.

PTAH

 

 

El más grande de los dioses de Menfis. Simboliza el Sol naciente, o mejor dicho, a una fase, el Sol cuando empieza a ascender por el horizonte o inmediatamente después de haber subido. El nombre de Ptah significa “escultor” o “grabador”, por que era considerado el dios de todas las artesanías. Pan se representa como un hombre calvo con barba, que viste ropas ajustadas, del cuello le cuelga un Menat, el símbolo de la felicidad, y junto con la insignia común de la soberanía y la divinidad, es portador del símbolo de la estabilidad. Era Ptah,  acompañado de Khnemu, quién ejecutó las órdenes de Thot en relación a la creación del universo. Khnemu se encargó de moldear a los animales, mientras que Ptah hizo los cielos y la tierra; se le atribuye la fabricación de una placa metálica que se consideraba la puerta del paraíso y el techo del firmamento, y que construyó las bases que lo sostenían.

SEKHMET

 

 

Es la parte contraria del dios Ptah, personificación del feroz calor destructivo de los rayos del sol, con cabeza de leona y se creía que guardaba la misma relación con Bast que Neftis con Isis. Es llamada con el nombre de Nesert, la llama, elemento destructor.

SET

 

 

Su animal sagrado no se ha identificado aún , pero presenta rasgos característicos del asno o burro. Hijo de Gheb y Nut y por lo tanto hermano de Osiris, a quién asesinó a través de un juego sucio. En un primer momento fue divinidad del carácter tormentoso, dios de la tempestad y del desierto, pero llegó a convertirse más adelante señor de tierras extranjeras y símbolo de adoración de pueblos asiáticos. A pesar de que casi siempre era considerado como la maldad personificada, esto no siempre fue así,  debido a que en el Libro de los Muertos se reconoce a Set como el amigo de los muertos y que incluso ayudó a Osiris a alcanzar el cielo con una escalera.

SHU

 

shuuu

 

Dios de Leontópolis, representación del dios del aire y portador del cielo, un poder cósmico antiguo. Representado como un hombre que lleva una pluma de avestruz en la cabeza, con un cetro de papiro y Ankh , o separando la unión de Nut y Gheb.

THOT

 

 

Contador de estrellas y patrono de la sabiduría, medidor y enumerador de la tierra, señor de las leyes y de los textos sagrados, escriba de dioses y poseedor del conocimiento del discurso divino, en el que era insuperable. Su culto, originario del delta del Nilo, tenía su núcleo central en Hermópolis. Representado como un Ibis o un Papión, o como un hombre con cabeza de Ibis. En su cabeza lleva la Luna creciente y el disco, la corona Atef y las coronas del Norte y del Sur. En la leyenda de Osiris fue visir del mismo; compañero de Anubis, dios de la Luna y por ello, patrono de los cálculos del tiempo. Se le atribuyen los poderes mentales de Ra, y efectivamente las máximas de Ra se suponía haber sido pronunciadas de sus labios.

ALGUNAS LEYENDAS

 

50000000

 

Varios mitos unen a los dioses entre ellos, el más conocido es el de Osiris, quién gobernaba en Egipto cómo un rey justo y sabio, enseñando a sus súbditos a labrar la tierra y obedecer las leyes, pero su hermano Set (encarnación del mal), envidioso por el éxito de su hermano, le tendió una trampa, invitándolo a un festín, en el que preparó un cofre que prometió regalar a quien entrara en de forma exacta en él. Curiosamente ninguno de los invitados consiguió realizar tal proeza, excepto su hermano Osiris, que si lo logró. Al momento de introducirse en el cofre, Set, junto con otros cómplices, lanzó a Osiris al río Nilo. Cuando Isis se enteró de la conspiración contra él, se encaminó de forma precipitada al río y gracias a su poder logró encontrar a su esposo, ocultándolo en el pantano, sin embargo Set, encontró el escondite y cegado por la ira, descuartizó el cadáver de Osiris y lo arrojó de nuevo al río, Isis al no saber nada de su esposo, comenzó a buscarlo en el pantano, pero tan sólo encontró pedazos de él y los enterró en el sitio donde los halló. Finalmente Horus, hijo póstumo de Osiris, se enfrentó a Set, para vengar a su padre y de esta manera subir al trono de Egipto y poder continuar con la labor llevada a cabo por su padre.

EL CERDO NEGRO

 

 

Ra, Set y Horus se implican en una leyenda egipcia que explica los eclipses del Sol y la Luna. Set y Horus eran duros rivales, aunque Set no se atrevió a combatir con él abiertamente, ya que temía a Horus como el mal teme al bien. Por lo que de forma premeditada, preparó unos planes que le permitiera vencer a su temible enemigo. Un día Horus buscó a Ra para que le permitiera leer el futuro en sus ojos. Ra le otorgó tal poder dado su amor por Horus, ser amado de dioses y del hombre. Mientras hablaban pasó a su lado un cerdo negro, un enorme animal siniestro, de aspecto feroz, con ojos que brillaban con astucia y maldad. Pero aunque no tenían conciencia de ello, el cerdo negro era el propio Set, que poseía el poder de adoptar la forma del animal que quisiera. “Qué monstruo más malvado, gritó Ra, al observar al animal. Horus también centró su mirada en el animal que seguía sin reconocerlo como su enemigo. En esta oportunidad, Set se abalanzó sobre Horus arrancándole un ojo y tragándoselo, pero Ra le obligó a devolvérselo. Por lo que, los ojos de Horus son el Sol y la Luna, uno de los cuales es destruido por el “cerdo negro” durante un eclipse. El resurgir de la luz en la tierra se produce a causa de la felicidad de Horus al ser obsequiado con la ciudad de Pe.

MALDICIÓN Y NACIMIENTO

 

 

Nut, diosa del cielo, era la esposa de Ra. Sin embargo, era amada por Gheb a cuyo amor se entregaba. Cuando Ra descubrió que su esposa le era infiel, entró en cólera y la maldigo, alegando que su hijo no nacería en ningún mes ni ningún año. Esta maldición no podía ser ignorada, ya que Ra era el dios de todos los dioses. Nut, que se encontraba angustiada, imploró al dios Thot, que también la amaba, Thot sabía que está maldición debía cumplirse, pero encontró una salida para el problema, lo cual resolvió con una estratagema muy sutil. Se presentó ante la diosa de la Luna, cuya luz era la oposición a la del Sol, y le retó a un juego de mesa. Se hicieron apuestas altas por ambos lados, pero la diosa de la Luna apostó un poco de su luz, en concreto la decimoséptima parte de cada una de sus iluminaciones, y perdió. De este hecho se produce que su luz mengue y disminuya en ciertos periodos, de tal forma que ya no es enemiga del Sol. De esta luz, que le fue arrebatada, Thot creo cinco días, de forma que no pertenecían ni a año anterior, ni al año siguiente, ni a un mes. Nut dio a luz a sus cinco hijos en estos días: Osiris nació el primero, Horus el segundo, Set el tercero, Isis el cuarto y Neftis el quinto.

LOS SIETE SERES SABIOS

 

 

En ocasiones, Ptah se encuentra acompañado de unos seres llamados Los Siete Sabios de la diosa Meh-urt, que era su madre. Salieron del agua, de la pupila del ojo de Ra, y tomaron la forma de siete halcones, que salieron volando, y en compañía de Thot presidieron la enseñanza y las letras. Ptah, en calidad de arquitecto, realizó diseños para Toth y sus compañeros, al igual que la diosa Sekhmet tenía algo de sus atributos.

OJO DE LA LUNA

 

 

El ojo izquierdo de Horus, representaba a la Luna, Set y Horus lucharon por este ojo, por último el malvado Set logró robarlo y devorárselo (menguante lunar), pero el mismo Horus le arrebató el ojo a su enemigo con la ayuda de otros dioses, extrayéndolo del vientre de su envidioso tío. Horus se lo dio a su padre Osiris, ayudándole de este modo a obtener una nueva vida.

PESANDO EL CORAZÓN

 

 

El juicio final se celebró en la Sala de las dos verdades. En ésta,  Anubis pesaba el corazón del difunto para comprobar el peso de los pecados cometidos. Si este era más ligero que la pluma de la verdad, la persona vivía eternamente. En caso contrario, se arrojaba el corazón al monstruo Ammit, “Devorador de muertos”.

LIBROS SAGRADOS. EL LIBRO DE LOS MUERTOS.

 

 

Recogidos como una colección de fórmulas funerarias que se escribían en rollos de papiro lujosamente ilustrados y que acompañan al muerto en su tumba. La forma de estructurar el libro revela una tendencia mágica-espiritual, ya que en su mayoría está compuesto de himnos, conjuros y plegarias. Los textos de las pirámides, tanto como los textos de los sarcófagos, son catalogados como sagradas escrituras.

– Fuente: Enciclopedia Universal – 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s