El fantasma de Canterville – Oscar Wilde – La derrota del viejo fantasma.

El fantasma de Canterville, Oscar Wilde, literatura, libros, escritores, fantasma

El Fantasma de Canterville – Oscar Wilde – 

La atmósfera está cargada de un vaho gris; entre jirones de niebla se distingue una casona tétrica: es el castillo de Canterville. En él merodea y hace de las suyas un viejo fantasma, espíritu de un antiguo lord inglés que purga sus culpas arrastrando cadenas. El fantasma se las promete felices. Y, sin embargo, tiene los días contados; el castillo ha sido vendido a unos norteamericanos, los Otis, que no sólo ya no creen en brujas ni en apariciones, sino que , además, han declarado la guerra al fantasma. Dos niños organizan las más peligrosas travesuras contra el viejo fantasma de Canterville, considerándose éste, al fin, derrotado: 

 

haunted_house

Imagencastillo de Canterville

A partir de entonces abandonó toda esperanza de llegar a amedrentar a aquella grosera familia americana, resignándose, como norma, a deambular por los corredores con unas zapatillas a cuadros, una gruesa bufanda roja arrollada al cuello por temor de las corrientes de aire, y un pequeño arcabuz por si acaso llegaba a ser atacado por los gemelos. El golpe decisivo lo recibió el día 29 de septiembre…

Serían alrededor de las dos y cuarto de la madrugada y, según él podía suponer, no había un solo habitante de la casa en movimiento. No obstante, al dirigirse a la biblioteca para ver si quedaba allí alguna huella de la mancha de sangre, de un oscuro rincón surgieron de pronto ante él dos blancas figuras, agitando violentamente sus brazos en alto y gritándole al oído: – ¡Buuu! ¡Buuu! –

Presa de un pánico que, dadas las circunstancias, era bastante natural, huyó en dirección a la escalera, pero allí encontró a Washington Otis que estaba esperando con la gran manguera del jardín; y viéndose así cercado por sus enemigos y casi acorralado, el fantasma desapareció por la gran estufa de hierro que, afortunadamente para él, no estaba encendida, y tuvo que volverse a casita recorriendo tubos y chimeneas, para llegar a su refugio en un tremendo estado de suciedad, desconcierto y desesperación. 

Después de esto ya no se le volvió a ver en ninguna incursión nocturna. 

 

 

el-fantasma-de-canterville-miguel-navia05

 

Imagencastillo de Canterville

El fantasma de Canterville, Oscar Wilde, literatura, libros, escritores fantasma

 El autor de estas líneas es el gran poeta y dramaturgo inglés Oscar Wilde. Pertenecen a uno de los relatos o cuentos. El fantasma de Cantervillemás famoso y más conocido por el gran público. Wilde, que tuvo una vida escandalosa, sustentó literalmente la teoría del arte; pero su originalidad, la belleza de sus obras en prosa y la elegancia de su verso, han sido las bases de la perennidad de su talento.

 

oscar_wilde_2_blue

Imagen: Oscar Wilde hd

De origen irlandés, Wilde nació en Dublín hacia 1856. Escribió obras teatrales: La importancia de llamarse Ernesto, Salomé, El abanico de lady Windermere, y novelas y cuentos: El retrato de Dorian Grey, El crimen de lord Arthur Saville y Un marido ideal. Falleció en París en 1900. 

 

El fantasma de Canterville, Oscar Wilde, literatura, libros, escritores, fantasma

 Video: El fantasma de Canterville

Imagen de cabecera: castillo de Canterville

Fuente: dime cuéntame. Ed. Argos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s